5 rutas en bici por Mallorca desde Lloseta

Lloseta es un punto de inicio extraordinario para muchas y variadas excursiones en bicicleta. No en vano el municipio ha recibido el distintivo de Cycling Friendly como reconocimiento a su interés y vocación por dar servicio al turismo deportivo de ciclistas.

La página ciclismoenmallorca.com ha incorporado recientemente a su listado de rutas hasta 5 nuevas que tienen como punto de partida a Lloseta. Todas ellas tienen recorridos, desniveles y paisajes muy diversos, lo cual permite a un ciclista tomar como base Lloseta para descubrir buena parte de la isla.

La primera ruta tiene como destino el faro de Formentor, uno de los lugares más idílicos de Mallorca. Eso si, la excursión, de 121 kilómetros es muy exigente por su desnivel y solo apta para piernas entrenadas. Como compensación, los que se atrevan con ella, disfrutarán de unos paisajes de ensueño.

Otro gran desafío para los más entrenados es la ruta hasta Sa Calobra. Se trata de un recorrido de 117 kilómetros para auténticos valientes.

Con salida desde Lloseta, y tras pasar por un primer puerto que es el más concurrido por los cicloturistas que visitan Mallorca, como el Coll de sa Batalla, nos dirigiremos hacia Sa Calobra. Tras disfrutar de unas de las curvas ciclistas más famosas del mundo, seguiremos subiendo el Puig Major por la zona de los embalses de Gorg Blau y Cúber. En la vuelta a Lloseta aún nos quedan dos grandes dificultades: el Coll de Sóller y el Coll d´Honor.

 

sacal
Un recorrido de perfil intermedio podría ser el de Lloseta hasta San Salvador, no tanto por su longitud ya que llega a los 114 kilómetros sino por su suavidad. En esta excursión se atraviesa todo el Pla de Mallorca pasando por Sencelles, Lloret, Montuiri, Porreres y Felanitx para llegar a la subida del Puig de Sant Salvador como colofón. La vuelta se hace en parte por vías diferentes a través de Algaida.

 

Para los que quieran simplemente un paseo agradable en bicicleta tienen la opción de la ruta hasta el precioso pueblecito de Marratxinet utilizando como guía el Camí des Raiguer para la ida y el Camí vell de Muro para la vuelta. Una gran opción para descubrir el paisaje de la comarca con una carretera prácticamente sin desniveles quitando la llegada a Marratxinet.

 

La Ruta de s’Oliva es otra opción muy atractiva para los iniciados o los que buscan una jornada para desentumecer las piernas y descansar sin un parón. Son 31 km con un paisaje muy bonito caracterizado por los campos de olivos a pie de montaña en los que, desde Lloseta se pasa por los pueblos de Mancor, Binibona y Campanet y también por la ciudad de Inca.

Leave a comment