El espectáculo de los almendros en flor en Lloseta

ametller lloseta 1

Ha llegado el momento de disfrutar de uno de los paisajes más extraordinarios que puede ofrecer Mallorca a lo largo del año. Semanas después del frio y de algunas nevadas invernales se posa sobre el campo otro tipo de nevada. Un manto blanco poco a poco se va extendiendo en Lloseta así como en la comarca del Raiguer y en otras zonas de la Isla.

 

Se trata de la floración de los almendros, un fenómeno que atrae cada vez a más visitantes a nuestra tierra en esta época y durante todo el mes de febrero en la que suele alargarse este espectáculo para los sentidos. No en vano esta imagen ha inspirado a muchísimos artistas.

 

El almendro, procede de Asia y fue introducido por los romanos en Occidentes. En Mallorca tuvo un papel secundario hasta principios del siglo XX, cuando sustituyo en muchísimos lugares a la viña destrozada por la plaga de la filoxera. Desde entonces ha sido parte del paisaje, de la gastronomía y de la economía local. Curiosamente es el primero de los árboles caducifolios en florecer a finales del invierno. Ello se debe a su rápida reacción a las subidas de temperaturas.

 

Se puede disfrutar de estos paisajes de múltiples maneras. Para empezar y cuando la floración ya se ha extendido se puede subir a alguna posición de altura para ver como todo el campo blanco. En Lloseta se puede ir al Puig accediendo de forma cómoda en coche.

 

Otra de las posibilidades es coger la bicicleta y perderse por las muchas rutas de carreteras secundarias que hay flanqueadas por miles de almendros. Tomar la ruta hacia Alaró, hacia Inca o hacia Biniamar y Selva son ideas más que interesantes para no perderse detalle de como el blanco de los almendros modela de forma diferente y llamativa el paisaje de la zona.

 

ametller lloseta 2

Si os gusta simplemente pasear las opciones para disfrutar del paisaje son numerosas. Una de las rutas más clásicas seria tomar la carretera hacia Alaró y después continuar por el “Camí d’Almedrà” en lo que es el inicio de la clásica excursión als Tossals Verds. Un paseo cómodo con las vistas de la Serra de Tramuntana como fondo.

 

Igualmente merecen mención en estos momentos otros recorridos por Lloseta para el paseo como el “Camí Vell” hacia Inca o el “Camí des Raiguer” que atraviesa toda la comarca hasta Santa Maria. El almendro está muy presente siempre en estos lugares.

 

Para finalizar este recorrido os aconsejamos poner los pies bajo mesa y disfrutar de la gastronomía en restaurantes como Santi Taura, Tomeu Lassio o Can Carrossa donde el producto local siempre tiene un lugar privilegiado. Las almendras, que se recolectan a finales del verano, están presentes habitualmente en los menús de temporada que realizan estos chefs. Si deseas algo más sencillo pero también delicioso son numerosos los bares y locales que ofertan buenos platos.

Leave a comment